SIEMPRE MINTIENDO




El recorte de gasto social impulsado por José Luis Rodríguez Zapatero empobrecerá a casi 13 millones de españoles, pero los colectivos de siempre seguirán recibiendo, como si nada hubiese pasado, sus ayudas.

Uno de cada cuatro españoles -pensionistas, funcionarios, dependientes o familias-, que suman casi 13 millones de personas, notará en su bolsillo, con mayor o menor contundencia, el drástico recorte del gasto público decidido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, un día después del mayor tijeretazo de los derechos sociales de la democracia, el Ejecutivo no ha dejado de repartir subvenciones, que han llegado a diestro y siniestro a numerosos colectivos.

La política de ayudas directas ha funcionado hasta ahora como una excelente estrategia para atraerse a determinados colectivos y en numerosas ocasiones ha estado centrada en comunidades y municipios muy concretos.
El Boletín Oficial del Estado de ayer daba el visto bueno a subvenciones que superan los 270 millones de euros. Las comarcas mineras, pero también el teatro y el circo, el deporte infantil y la inmigración, no dejarán de tener su ayuda.
Tampoco se frenará la contratación de nuevos funcionarios, que suman 2,7 millones. El BOE de ayer aprobó nuevas ofertas de empleo público y en él se publicaron más nombramientos a dedo.

Mientras que en apenas dos años de legislatura se han destruido cerca de dos millones de empleos privados, el número de funcionarios no ha dejado de crecer.
A junio de 2009 -última fecha disponible-, el Gobierno contabilizaba cerca de 2,7 millones y el Registro de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, que depende de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, constataba que su número no ha dejado de crecer pese a la crisis.
MÁS EMPLEADOS La cifra supone un nuevo récord y de ella son responsables todas las Administraciones, incluida la central. Mientras que en la primera parte de 2009 desaparecían más de 5.000 empleos privados cada día, el sector público, ajeno a la crisis, creaba 120.
Ayer también se hacía público el nombre de las empresas que obtuvieron ayudas por su labor en la promoción de empleo en las comarcas mineras, dañadas por la re-conversión del carbón.

Medio millar de compañías recibieron, durante los últimos dos años, subvenciones que suman cerca de 260 millones de euros.
El Boletín Oficial de Estado también subsanaba ayer un error en los pliegos de petición de ayudas destinadas a la difusión del teatro, el circo y la comunicación teatral y circense en 2010.

En total, el Ministerio de Cultura, un departamento que para la oposición resulta inútil y, por ello, ha reclamado que desaparezca, repartirá entre los colectivos que fomentan y apoyan estas actividades lúdicas más de siete millones de euros.
AYUDA AL DEPORTE
Otra de las áreas a las que el Gobierno hizo llegar ayer sus subvenciones a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) fue el Consejo Superior de Deportes, un departamento que depende directamente del presidente del Gobierno.
Después de aprobar una reducción media del 5% en la nómina de los funcionarios, que en un gran porcentaje rozan el mileurismo, el Ejecutivo ha dado el visto bueno a la convocatoria de subvenciones para la promoción y ayuda al deporte en los centros educativos valoradas en poco menos de medio millón de euros.

El BOE tampoco se olvida de la inmigración, fundamental y responsable de buena parte del crecimiento económico, pero que en la actualidad pasa por el peor momento. El Boletín convocaba ayer la concesión de subvenciones destinadas a municipios que impulsen programas innovadores a favor de la integración de inmigrantes.
En este caso, las ayudas se supeditan a la disponibilidad presupuestaria, pero, en principio, rondan aproximadamente los tres millones de euros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en OPINION, socialistas, Zapatero. Guarda el enlace permanente.