NO CREO EN NINGUNA ONG´s



ESTAS COSAS ESTÁN OCURRIENDO POR TODA LA ISLA Y POR SUPUESTO POR TODA ESPAÑA. DEBEMOS TENER MUCHO CUIDADO, DEBIDO A QUE PODEMOS ESTAR SIENDO ESTAFADOS, HACIÉNDONOS CREER CULPABLES DE TODO Y TOCÁNDONOS EL CORAZONCILLO. SEAMOS FUERTES Y DIGAMOS LAS COSAS COMO SON, YA ESTÁ BIEN DE TANTA HIPOCRESÍA CON ESO DE LO “POLÍTICAMENTE CORRECTO” LA FAMOSA FRASE CON TRAMPA.

NOTA: Seamos realistas y dejémonos de fariseismos. Un subsahariano, ¿como me llama a mi?, blanco. Y no pasa nada. Yo le llamo negro y ya se me tacha de racista. Otra, un sudamericano ¿como le llama a un español?, gallego. Y no pasa nada. Yo le llamo sudaca y ya me tachan de racista. Entonces, ¿de que estamos hablando?. Una vez leído este preámbulo, ya pueden continuar leyendo, y en los comentarios, ya saben, como deben llamarme.

A ver si se entera el mundo, cojones.

Hoy, para no variar me toca la puerta un sudaka a meterme el cuento del hambre en el mundo y de los niños del tercer mundo, hoy tocó, el royo de UNICEF.

A mí me da igual lo que la gente piense de mi que si soy facha, homófobo o cualquier otra palabrita adjudicada a cualquiera que tenga los ojos abiertos y vea la realidad, me importa tres pepinos, o una mierda si lo prefieren, su opinión.

Así que sin dudarlo un momento y cuando me puso de referencia los nombres de mis vecinos, al igual que lo hace un vendedor de aspiradoras, le dejo seco diciéndole: ¡NO CREO EN NINGUNA ONG!; va el tío y se me queda con los ojos como platos, mirándome con cara de estupefacción, aparte de cara de imbécil, y seguro pensando: ¿Qué raro, un español rebelde?, pues sí, rebelde con causa justificada.

Pues no va el tío, y encima me muestra el “carnet” de UNICEF, manda cojones, como si eso fuera una visa oro, vamos como si eso no se pudiera hacer en menos de 30 segundos en Photoshop, señores/as aprendan, que hoy en día, cualquiera en un par de horas se monta credenciales y papelería completa de cualquier organismo, y no quiero decir que todos sean falsos pero…, por lo menos yo, de un sudaka, moro o negro no me fío ni loco, y por si alguien pretende decirme racista, me adelanto y lo ratifico no me fío porque son sudakas, moros o negros y si esto es ser racista, pues vale, prefiero ser racista con la verdadera realidad, que gilipollas consumado.

El caso es, que el tío salió como si hubiera visto al diablo, disparado, o tal vez pensó: “éste no se deja joder y capaz que llama a la policía”, sea lo que sea por lo menos espero que corra la voz y no me molesten más, yo solo ayudo y ayudaré a Cáritas, porque es de la iglesia católica y porque son lo únicos que de verdad se ve lo que hacen, y si no, que se lo digan a esos sudakas, moros y negros que van cada día a llenar la barriga, porque eso no lo hacen ni en las mezquitas, ni en la casa de los brujos.

A mi no me meten la estampita, ni la lotería nigeriana, ni la máquina de hacer billetes, ni el 3X2, ni nada de nada, que soy español ¡¡pero de los de antes!! de la antigua escuela, no quiero ser gilipollas.

¿Qué demonios pasa en España joder?. La gente es tonta o le gusta ser tonta, es que yo no me lo explico, a no ser que en España, seamos todos unos cabrones y por eso tengamos que pagar para que nos dejen un sitio en el cielo, o a lo mejor será, que tenemos un sentimiento de culpa por algún tata tatarabuelo, que viajó con Colón a pasarse por la piedra a una india de ésas, que nos mandó de regreso la sífilis, la gonorrea y seguramente las ladillas más jodidas.

A ver si se enteran las ONG´S, que éste cuento del hambre se acabó, que en España por culpa de tanto sudaka, moro y negro, tenemos las arcas más vacías que las barrigas de ésos para los que nos sacan dinero y supuestamente darles de comer.

Que no señores, que no me sacan ni un euro más, y menos ahora, que por fin algunos españoles ya sabemos dónde está el famoso “Dorado” del que presumían los indios, ése que nunca encontraron los conquistadores, y lógico que no lo encontraron, si el dorado está en España, y a ver que sudaka, moro o negro, lo niega o se atreve a dudarlo, jamás éstos salvajes vivieron mejor que en estos últimos años gracias a Don Zapatero y compañía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.